lunes, 2 de marzo de 2009

Mi Reino por un Audi


Alguna vez los políticos tenían que pagar su pasotismo, su prepotencia y sus complejos de monarcas bananeros, con sus costumbres de pasarse los pueblos que hagan falta, para regalarse a costa del erario público los lujos y boatos que siempre desean con voracidad y obsesión.

El resultado de las elecciones en Galicia, así da cuenta, Emilio Pérez Touriño fue desbancado del trono de la Xunta, por un PP débil y un candidato con carisma, que supo sacar provecho de los desplantes 5 estrellas desbocados, que jamás imaginó le costaría su cargo.
Mucho Audi, mucha reforma , mucho capricho de millonario, que ahora excepto el coche, disfrutará Núñez Feijoo por cierto con el dolor de su alma.

Es justo decir, también, que casi todos los presidentes autonómicos o Alcaldes cojean de la misma pata que Touriño, es decir, gastan alegremente en suntuarios para su usufructo con dinero ajeno, tienen una debilidad enorme por los coches de lujo, comprados por leasing, renting o "caraduring", ejemplos hay por montones (Gallardón, Espe Aguirre, Zapatero, Rajoy y por supuesto La Casa Real en pleno), que por un deseo digno de un estudio sociológico (o sicológico),se decantan por la marca alemana Audi, con la diferencia que Emilio Pérez lo hizo en campaña electoral, creyendose inmune a toda critica y fizcalización.

Al menos este último ha tenido el coraje y valentía de reconocer su craso error y renunciar a su cargo en el partido, cosa que lo dignifica, sino como político, como persona, cosa que debieran emular muchos compañeros de Feijoo, los que ahora sin vergüenza se aferran a la silla gracias a este balón de oxígeno de la victoria gallega, a pesar que son conscientes de lo que les llegará mas temprano que tarde y que lo de alegría les durará muy poco.

Estarán de acuerdo conmigo entonces que la caída del presidente de la xunta se podría resumir entonces con el título : "Mi Reino por un Audi".

4 comentarios:

coche no oficial dijo...

El politico que quiera un futuro e ir a la vanguardia en este tema, deberá andar en taxi o en coches de segundamano, como seat opel o vw y ojala de los mas antiguos.
Ese prosperara de seguro y tendra el respeto del pueblo

Anónimo dijo...

El problema del audi es que ya no representa a los ricos, sino a los nuevos ricos, a traficantes, gitanos y currantes que lo compraron a plazosquedando sin comer para pagar las cuotas.

la verdad gallega dijo...

Hipocritas, el que este libre de audis que tire la primera piedra

bodyguard dijo...

Al menos Antich, lleva un Volvo bastante mas barato y normalito, que estuvo a punto de renovar, pero por el escandalo Tauriño, se tendra que aguantar y esperar a que el horno este para bollos.