sábado, 9 de agosto de 2008

Invitación a las Autoridades Baleares

A raiz de la campaña de "Si bebes, No conduzcas", me parece perfecto y entendible que nos sugieran majaderamante, que si tenemos el ánimo de ir de cena, de copas y/o de marcha, dejemos nuestros coches en casa y utilicemos los transportes públicos para nuestros desplazamientos nocturnos.
En teoría eso es posible, pero en la práctica es totalmente lo contrario.

La invitación que hago a las autoridades , NO es que prediquen con el ejemplo, porque ya sabemos que los políticos y autoridades al momento de serlo se desmarcan inmediatamente del ciudadano común que les regala su voto y que no practican lo que predican.

Solo les invito a que comprueben lo que sospecho ya saben, que si cometes la torpeza de salir, a y por Palma de noche, acabarás amargandote la diversión y el humor, que buenos euros te costó, intentando que un taxi te atienda para volver a casa o seguir de fiesta.

Seguramente mucho se habrá discutido, del mal servicio que este colectivo presta a la comunidad, pero como todo aquí en Mallorca, sigue igual.

Que nadie haga nada, cuando la regla es que un taxi en Palma, se demore hasta dos horas en atender un servicio en horas punta, si es que lo atiende, porque varias veces nunca ni siquiera llega, y cuando te aburres de reclamar a las telefonistas que se comen los marrones, te das cuenta "on line" que ningun taxista contesta siquiera a la abrumada operadora, deja en evidencia que este servicio "europeo"va por libre, es arbitrario, abusivo y sin ningún respeto por el usuario, razón de ser del servicio.

Que los responsables y propietarios de locales y hoteles que reciben mayoría de turistas reclamen la misma problemática por años, no ha sido en absoluto motivo para que algo mejore un poco el servicio, que parece estar hecho para privilegiar a los taxistas que han hecho de la mala atención un vicio y no para atender a una comunidad entera que clama un orden y el fin de la anarquía del taxi.

Este gremio padece eso sí, del sindrome del "perro del hortelano", porque cuando la temerosa autoridad ha propuesto con miedo, la conseción de mas licencias, los mismos taxistas que acuden cuando les da la gana y que discriminan a quien atender o no, son los primeros que se oponen a ello, para seguir con sus prebendas y su bien montada mala praxis. Pero bien sabemos también el dicho que la culpa no la tiene el cerdo sino el que le da el afrecho.


2 comentarios:

Director de Hotel dijo...

No solo en Palma ocurre esta situación, en cualquier pueblo de part forana es un favor el que el taxi acuda y te atiendan como toca. La falta de competencia en cualquier gremio,genera los vicios que ud. tan bien comenta en su crítica a los taxis.
firmaré este comentario solo con mi condición de Director de hotel, ya que este gremio incluso se da el lujo de infligir represalias al que ose denunciarlos o criticarlos. En nombre de mis clientes no puedo permitir que eso ocurra.

Restaurant de Palma Molinar dijo...

Pedir el libro de reclamaciones a un taxista de Palma es un riesgo a tu integridad fisica y/o acustica, ya que te intimidan mafiosamente para que desistas de tu derecho.
¿Que y como tratarán a un turista que se va de la isla, que no habla el idioma y que saben no podra reclamar?