miércoles, 7 de enero de 2009

El RCD Mallorca, al Borde de la Desesperación


Ahora resulta que son los árbitros, que se confabulan, para que el denostado club isleño vaya en picado hacia segunda división.

Era lo que faltaba, ante la impotencia de enfrentarse a la realidad, realidad que demuestra la mentalidad provinciana con complejo de inferioridad del RCD Mallorca.

Falta un director técnico joven, con mas conocimientos de sicología que de patear el balón, con ganas de involucrarse al cien, en y con el equipo, de hacer que se supere este miedo escénico crónico que aparece cuando se juega con equipos favoritos y mediáticos y un poco mas de trabajo táctico, ya no en la ingeniería del plantel, sino en salir a la caza de talentos, muchos de los cuales se pierden jugando en el anonimato ,en pueblos de la part forana, porque no cuentan con padrinos con influencias, capaces de presentarlos como revelaciones, que en toda regla son.

Como en todas las actividades y organizaciones sociales en baleares, no están los que debieran, y lamentablemente el futbol no es la excepción a esta conocida y aceptada regla .

Echarle la culpa al campo, al clima, al paciente público, a los árbitros y a cualquier contingencia, no hace mas que dejar en evidencia las carencias, no solo de juego, sino de actitud y mentalidad.

1 comentario:

incha dijo...

Si miran en lo que se ha convertido el presidente del club, podran adivinar, de como puede funcionar el equipo.
Asi como Vicent Grande apostó por la especulación inmobiliaria y perdió, con el club ha hecho algo parecido y ya ven como les va.
Mientras tanto aún hay inchas que siguen al perdedor club, como si la vida les fuera en ello.